Nuestro hijo nos reta

Nuestro hijo nos reta

Comportamientos infantiles

Los hijos retan desde el momento en que tienen la capacidad de saber cuáles de sus comportamientos ponen a sus padres sobre aviso y constantemente pendientes de ellos. Y esto, lógicamente, pueden empezar a hacerlo desde muy pequeños. Más si tenemos en cuenta que, cuanto más pequeños, más desconocidos son nuestros hijos para nosotros, así que podremos mostrar mayor sorpresa ante sus conductas cuanto más inesperadas son.

Dichas conductas solo se fijan y se mantienen si la respuesta de los padres es suficientemente explícita para el niño. Es decir, a mayor reactividad de los padres, mayor probabilidad de que la conducta se vuelva a repetir. Sigue leyendo

Depresión

¿Cómo ayudar en la depresión?

“Tengo un amigo al que hace tiempo que nos cuesta sacarlo de casa. Últimamente
está faltando a clase y ha dejado de lado algunas asignaturas. No parece importarle
la proximidad de los exámenes, es como si se hubiera dado por vencido antes de
tiempo. A veces no contesta nuestras llamadas y mensajes, y sus respuestas son
escuetas e incluso inexistentes. Suele comentar que está cansado, pero duerme
mal. Se queja de falta de concentración y de que se le olvidan las cosas
importantes. Se pone delante del televisor y no consigue interesarse ni por lo que
más le gusta: el buen cine. Sigue leyendo

Decisiones emociones

Decisiones y emociones: ¿en frío o en caliente?

 

Decisiones y emociones. La hipótesis del marcador somático

Frecuentemente escuchamos la expresión “cabeza fría” cuando se trata de tomar decisiones “adecuadas” o “importantes”, supuestamente para evitar riesgos o efectos colaterales indeseables. Paradójicamente, nada hay más lejos de la realidad que tomar decisiones con la cabeza fría. La intuición, ese “sexto sentido” del que disponemos pero que tanto desconocemos, es la que nos guía en la toma de decisiones adecuadas, impulsándonos hacia el camino que nos ofrecerá la solución más funcional y adaptada, según nuestra experiencia. Nuestro cerebro dispone de mecanismos por los cuales asocia las experiencias previas con las emociones que ha generado cada una de ellas. Gracias a eso, nuestro sistema nervioso es capaz de indicarnos “en caliente” qué debemos elegir para evitarnos incómodos problemas o afecciones anteriormente experimentados en circunstancias análogas.

Sigue leyendo

Dar a nuestros hijos la ayuda justa

Dar a nuestros hijos la ayuda justa

 

Ayudar a nuestros hijos a ser autónomos

Dar ayuda es un impulso básico de muchos seres humanos. Tiene una vertiente personal que se define desde la satisfacción y otra social que se describe desde la tendencia altruista. Como ya nos confirmó hace varias décadas Richard Dawkins en “El gen egoísta”, ambas son las dos caras de la misma moneda. Cuando nos sacrificamos por alguien o algo, las consecuencias derivan en una actitud altruista que es inseparable de nuestro propio sentimiento de satisfacción, incrementado por lo mal que nos sentiríamos si nuestra acción hubiese ido en sentido contrario (omitir un ayuda que podemos dar). Nos sentimos bien cuando damos ayuda; nos sentiríamos mal si no lo hiciéramos. Sigue leyendo

Uso y abuso de las etiquetas diagnósticas

Uso y abuso de las etiquetas diagnósticas en la infancia

La denominación diagnóstica de los perfiles de funcionamiento atípico de las personas sirve, innegablemente, a los intentos de consenso de la comunidad científica por desarrollar y emplear términos rigurosos que describan perfiles patológicos con el fin tanto de acordar programas terapéuticos como de saber en todo momento a qué nos estamos refiriendo cuando hablamos de un cuadro o síndrome concreto.

Este “etiquetado”, sumamente útil en términos profesionales para unificar criterios, en la práctica profesional nos puede llevar a situaciones de bajo contenido ético: niños con perfiles de funcionamiento alterados pero que pueden compensar con un buen entrenamiento son tratados como “enfermos”. Esto no solo puede conducir a una mala práctica clínica, sino que vulnera sobradamente los derechos fundamentales de la infancia: Sigue leyendo